La Casa Montañés

La Casa Montañés
III

Estéticamente, salvo la portada con un elemento de cantería barroco que enmarca el blasón familiar en mármol blanco (muy usado para este menester en La Laguna y La Orotava) el resto se configura como un edificio a la manera tradicional canaria con huecos en madera de Tea (Pinus Canariensis) de formulación conocida con acristalamiento exterior de guillotina y bancos en el abocinado de los huecos de ventana con definición de molduras y cojinetes diferentes en ambas plantas; los ventanales de planta baja incluyen rejas de forja reticular con elementos interpenetrados.

La organización es decididamente simétrica con la portada bajo el hueco central de planta alta, que los contiene en número impar.

Esta voluntad de simetría en la composición de fachada es uno de los rasgos más característicos de nuestra edificación urbana del siglo XVIII, de la que son buena demostración las dos observaciones siguientes:

  • Cuando el número de huecos de la planta alta es par, la portada se encaja entre los dos centrales casi de forma forzada tal como puede comprobarse en la propia ciudad, en las casas Mustelier (1739) y Franco de Castilla (siglo XVIII), ambas en la Calle Herradores.
  • En la casa Montañés, esta centralidad de la puerta divide la entreplanta, dejando a uno de sus lados solo una estancia que necesita para su acceso de escalera propia, al quedar desconectada del resto.

© Consejo Consultivo de Canarias - aviso legal
C/ San Agustín, 16 - La Laguna - 38201 - Canarias - España
Tel. +34 922 26 30 90 - Fax. +34 922 63 00 33
www.consultivodecanarias.org
Diseño web Canarias